17 feb. 2020

JUEGO PAPIROTS, Y LLAVERO KIOSCO

Algunas tardes son tranquilas en el kiosko, lo que nos lleva al bueno de HAL y a mi a montarnos batallitas a modo de juegos del recuerdo. Es cierto, la baraja de póker tiene cuatro Ases, no entiendo como el bueno de HAL tenia un quinto, si yo los tenia todos, jejeje, una cosa es cierta con el revolver soy rápido como el viento. La otra cosa cierta es que me ganó luego a los “Chinos” tres partidas seguidas y la ansiada botella de Trinaranjus la “Tricollons” volvió al baúl de HAL, un baúl que parece se lo regaló algún mago, no tiene fin y no me deja de sorprender ver todo lo que saca del mismo en el kiosko. Ya no tengo la botella de Trinaranjus, como consolación tengo éste llavero de los “tricollens” pequeñitos que me he cogido del kiosco. Si no saben de lo que hablo mire este enlace: 



Llavero de kiosco, antigua botella de Trinaranjus, por su contenido el zumo de tres naranjas, la primera bebida española de un refresco sin gas. 


Y siguiendo con el tema del juego que se abrió con unas partidas de poker en el kiosko entre HAL y Akela (yo mismo) les presento unos de los juegos de bolsillo de la casa Papirots que sacaron en una serie de varios juegos de habilidad y de azar como: Bola de la suerte, Espiral. Milloncete, Laberinto, Ruleta y el "Jackpot" que les presento, también de ventas en kioscos y jugueterias...

La palabra “Jackpot” apareció por el año 1880 cunado los jugadores de poker en el juego nadie tenia una pareja de jotas (jacks) o alguna carta superior que vaya de mano. Se solía apostar antes de recibir dichas cartas y aumentaba la apuesta hasta que uno le apareciera la pareja de jotas, cuando esto ocurría se cantaba “jackpot” y ganaba la apuesta. Era la apuesta esperada, la gran apuesta y en los casinos a los grandes premios que dan sus juegos, como en este caso de las tragaperras el premio mayor lo llaman “jackpot”...

Y ya lo ven un juego inocente, o eso parece... hoy día decimos que no es un juguete nada educativo, todo lo contrario, puede ser aditivo en un niño para el juego... bueno, eso es lo que se dice.






15 feb. 2020

¿NOS LA JUGAMOS A LOS CHINOS?


Estoy muy mosqueado, hace unos días Akela se montó una timba de póker en el kiosko y me propuso echar unas partidas, le dije que no tenía ni idea de cómo se juega al póker y él me respondió: sin problemas HAL, yo soy todo un maestro crupier y en un par de partidas fijo que aprendes, y así fue, jugamos unas cuantas manos y ya cuando más o menos me defendía, Akela me dijo: esto es más divertido apostando, así que... Empezamos a apostar, unas golosinas, unos sidrales, unas pipas, Mirindas, unos chicles Bazooka, unos polos Flaggolosina, kikos, etc...

Pero la cosa se puso al rojo vivo cuando saqué de mi baúl una botella de trinaranjus, cosecha años 30´s / años 50's para echar unos tragos, a Akela se le pusieron los ojos como platos mientras miraba aquel famoso botellín de trinaranjus, más conocidos por su sobrenombre "EL TRICOLLONS" (la traducción viene a ser tricojones o bien tres cojones, que nadie se ofenda y que los niños no lean esto, pero es como se conocían estas singulares botellitas valencianas, debido a la forma tan peculiar que tenían) en definitiva, Akela se puso su sombrero de pistolero, se ciñió a la cintura un correaje acompañado con sus pistolas "GONHER" mientras que en la vieja radio Inter, se escuchaba la melodía de la muerte tenía un precio y seguidamente me pidió que apostara aquel botellín, si me atrevía.

Se podía notar un ambiente un tanto cargado o puede que fueran los Peta Z que nos metimos entre pecho y espalda que seguían petando en nuestros acolchados estómagos, dando rienda suelta a los efectos secundarios.

Aquello tenía pinta de mal augurio mmmm lo que empezó bien acabó muy mal para mí, ya que el kiosquero me desplumó sin piedad, si me descuido me deja en gayumbos, en la última mano nos lo jugamos todo en aquella partida y Akela sacó un póker de Ases, hasta ahí bien, aunque no me guste reconocerlo ya que perdía todo, incluso mi preciado "TRICOLLONS"  pero lo curioso es que yo siempre pensé que ASES solo hay 4 en una baraja y el tenia los 4 Ases en su jugada mmmm lo que a mí me descoloca es que en mi jugada yo también  tenía un AS...

¿Eso quiere decir que 4 de Akela y 1 que yo tenía hacen 5 Ases?... Cuando le pregunté mientras recogía el botín del ganador, me dijo: siiiii son 5 Ases forastero ¿lo dudas...? ¿estas llamándome tramposo?  todo esto, mientras acariciaba su revólver "GONHER" y me miraba desafiante de arriba abajo con los ojos entornados a lo "Lee Van Cleef" estuve a punto de buscar en el Baúl de HAL mi correaje con los revólveres gemelos de "JOAL" pero de pronto recordé un vídeo que vi en YouTube (KioscOest, si lo queréis ver, al final de este alocado relato os dejo el enlace, clicando en el titulo os llevará al vídeo) en el mencionado vídeo  Akela muestra sus habilidades y pericias en el manejo de sus "GONHER",  no había nada que hacer en un duelo a petardazos bajo la tenue luz del Kiosko.

Estaba claro, yo tenía todas las de perder si me enfrentaba al kiosquero Billy - Akela, era demasiado rápido para mi, así que preferí cerrar el pico por el momento, pero me quedé con la duda si realmente una baraja de póker ¿lleva 4 o 5 ASES? o el Kiosquero Akela se tomo muy en serio el papel de crupier pistolero y fullero, guardándose un quinto AS en la manga.

No se amigos, aun estoy con la mosca detrás de la oreja y hoy quiero la revancha, esta vez yo elijo el juego, con este seguro que no me engaña, todos sabemos que el juego de los chinos es con 3 fichas por jugador, fijo que hoy no me despluma como a un mirlo jajajajaja.
 
Aquí os enseño este par de clásicos llaveros con el  juego de los chinos que acabo de sacar de mi baúl, uno es una casita con resorte que al estirarla deja salir a sus tres mandarinos y el otro un pequeño monedero donde se guardan 3 moneditas que bien podrían ser de la Dinastía Song, heredadas del mítico Lin Chung, oficial de la Guardia Imperial y después proscrito refugiado en las marismas del Liang Shang Po, allí en la lejana Frontera Azul (uffffff si dejo volar mi imaginación jajajajaja)

Pero no amigos, ni estas moneditas ni tan siquiera el juego proviene de la gran China Mandarina, contrariamente a lo que mucha gente piensa, este juego es muy nuestro y no de China.

El nombre proviene probablemente de las chinas, piedras de muy pequeño tamaño y todo apunta que este fue inventado por Felipe Valdeón Triguero, pastor de Bercianos del Real Camino, provincia de León, en 1787 (y esto sí es verídico).

Según se cuenta en dicho pueblo, estando una tarde al cuidado del ganado en compañía de otros pastores, a Felipe se le ocurrió la idea de coger unas piedras del suelo invitando a la vez al resto de pastores a que hiciesen lo mismo y a adivinar, con la mano cerrada en un puño, cuántas piedras tenían entre todos sin repetir el número, con el tiempo y la trashumancia el juego se habría ido conociendo por gran parte de la geografía española.

Estos clásicos llaveros setenta - ochenteros, fijo que me darán la revancha contra el malvado kiosquero Kao Chiu - Akela y le hará recordar que "Un viejo proverbio chino dice: No desprecies a la culebra por no tener cuernos, quizá se reencarne en dragón...También un hombre puede ser todo un ejército." y yo le añado una pequeña coletilla al final de este proverbio mmmm y también ganar al juego de los chinos y recuperar mi "TRICOLLONS" jajajajaja

Lo que hace tener una tarde con demasiado tiempo libre y sin nada que hacer, menuda historia me he montado, tengo que dejar de ver películas de Spaghetti Western y de Artes Marciales... Como suele decirme mi hija: ¡La que has liao pollito!

Y ya para terminar quiero agradecer a mi gran amigo, socio y hermano de coleccionismo (al menos hasta que lea esta historia tan rocambolesca, después ya no se que será uffffff)

Quiero agradecerle la paciencia que tiene conmigo y con mis locas historias jajajaja ya que en más de una ocasión le he hecho participe en algunas de ellas, pero siempre con todo mi cariño, el que me conoce o ya me ha leído alguna vez, sabe muy bien que me gusta combinar un  buen recuerdo o artículo y sazonarlo con ese puntito de humor que me caracteriza y también sabrá que al bueno de Juan Pedro Akela me lo quiero un montón, como a un hermano mayor, aunque de vez en cuando pueda sacarle de sus casillas jajajajajaja  
    
Esta cómica historia está basada en unos hechos reales sucedidos en mi niñez mmmm puede que algún día me atreva y os cuente como fue la verdadera.  











7 feb. 2020

ANTIFAZ TÍPICO DE KIOSCO

Otra vez de vuelta con el antifaz del kiosco, baratija omnipresente del kiosco durante muchos años y que ocupa la franja de los años 60, 70 y 80... justo los años que trae a la me moría éste kiosko virtual. Resulta que cuando me entra un modelo nuevo, distinto, lo saco junto con los restantes que ya tengo. Ale os presento el nuevo y la ristra de los antifaces de kiosco más usados, por ello más vendidos en aquellos kioscos.

El nuevo! Me pregunto ese león con su melena en el entrecejo... ¿Piratas africanos?



La colección





3 feb. 2020

TRES EN UNO, EL CINE, EL KIOSKO EN EL CINE Y EL CINE DE JUGUETE

Hoy una entrada de película, un tres en uno, donde quiero fundir el cine de antaño, el kiosco en el cine y el cine de juguete. Cámara y acción!!!

El cine Ideal en mí ciudad ha sido como otros muchos cines ya desaparecidos, un reconocido lugar que forma parte de la memoria alicantina, por suerte todavía tenemos el edificio, proyectado en 1924 por Juan Vicente Santafé. Y con pintas según la prensa local de convertirse en un Hotel para la ciudad. Un cine donde guardo muchos recuerdos de juventud, en esta sala pude ver largas colas para ver el estreno de Tiburón y que tanto me impactó, días después en la playa de El Postiguet no dejaba de mirar por todas partes metido a media cintura en el agua. Dos imágenes de lo que fue el cine Ideal que seguro les ayudará a comprender lo mucho que los alicantinos queremos a éste cine superviviente de los pocos que han quedado intactos.

El cine Ideal (Alicante)  1953. Foto Sanchez/ AMA




Cine Ideal (Alicante) 1963 Promoción de una película, foto Eugenio Bañón/AMA




Y toca lo del “El kiosko en el cine”. “Mí Tío Jancinto” Pelicula italo-española, dirigida por Ladislao Vajda y protagonizada por Antonio Vico como el tío Jancinto y Pablito Calvo, estrenada el 31 de marzo de 1956.

Cartel película. 



Es una de las películas del cine español que más me gustan, todo un drama donde la empatía es obligatoria, te acerca a esa pobreza llevada con orgullo de torero del tío y a la pobreza con una sonrisa típica de lo que fue Marcelino pan y vino, el niño protagonista. Una pareja, digo una familia pobre pero honesta. Hay una escena en un barrio de Madrid donde está situado el rastro, cerca de Puerta de Toledo en la que sale un kiosco, les prometo que unos meses antes vi esa careta de un rey, la misma que se aprecia en el lateral del kiosco, la vi en Internet a la venta y claro la he vuelto a buscar y ya nada! Estas cosas son como suceden, ya saldrá... sin duda. Si tengo la suerte de encontrarla, a la colección del kiosco.

Escena kiosco en "Mi Tío Jancinto"




Termino con la última parte la de “El cine de juguete” Estos días pasados de enero me regalaron este Súper CinExin, a mi me gusta más el primero que sacó la casa Exin el CinExin naranja, el más clásico, el que disfruté yo. Pero ya dicen eso de que a caballo regalado no mires el diente, y decir que el diente está muy bien, mejor que mejor. Me gusta terminar este tres en uno ( el cine de antaño, el kiosko en el cine y el cine en el juguete) con el Super CinExin, un gran juguete de una Gran casa juguetera de Barcelona, mejor broche final no podía ser. Que lo disfruten y no dejen de ir al Cine!!!







Cooorteeen!!! y listo! (aplausos...).


31 ene. 2020

ROTULADORES ACOPLABLES MARKERMOON. RECUERDOS DE LA EGB.


Pocas horas quedan ya para dejar atrás el primer mes del año, el mes por excelencia de los Reyes Magos y antes de decirle adiós a enero, me gustaría recordar con todos vosotros algunos regalos, regalos de esos que no podemos llamar juguetes mmmm pero que también nos hacía ilusión recibirlos, fuéramos o no buenos estudiantes.

Aunque no eran juguetes, tampoco le hacíamos ascos a una buena calculadora, a uno de aquellos estuches con varios pisos, un bolígrafo con infinidad de colores, uno de aquellos sacapuntas con diversas reproducciones de miniaturas de la coleccionable casa Playme, una mini grapadora mod. BAMBINA 202 con la opción de estuche o cadenita llavero, una vacilona caja de rotuladores entre otras muchas cosas de material escolar, que bien podían traernos los Tres Magos de Oriente y que después de las vacaciones navideñas, solíamos llevar orgullosamente al cole para enseñárselos a los compis.

Uno de aquellos regalos muy de moda en esos años 70's - 80's, fueron las deseadas cajas de 36 rotuladores CARIOCA - UNIVERSAL con su cowboy "Carioca Jo" el simpático Sheriff  bigotudo que fue imagen de la marca.

Ese estuche de plástico transparente en muchas casas era todo un lujo y no todos podían presumir de tener una súper caja de 36 rotuladores CARIOCA. 

Pero ahora dejemos los CARIOCA para otra ocasión, fijo que algún día hablaremos también de ellos y ahora centrémonos en otros rotuladores que también llenaron de colores la infancia y la imaginación de muchos de nosotros, puede que no sean tan conocidos como los del bigotudo Sheriff, pero los amigos que los recuerdan también lo hacen con mucho cariño y tremenda nostalgia.

Estos rotuladores de los que hablaremos a continuación, no tenían el tirón que tuvieron los CARIOCA pero a decir verdad, en originalidad no se quedaban mancos y superaban con creces a otras cajas de colores.

Los rotuladores múltiple acoplables "MARKERMOON" se les podría denominar como los monta tanto, tanto monta de los rotus, aunque yo con mi espíritu de viejo gamer y gran nostálgico de las maquinitas arcade, los compararía con el clásico y recordado videojuego "Moon Cresta" y su ensamble de cohetes jejejeje el que ha jugado a este clásico arcade, fijo que entiende lo que quiero decir.

Estos rotus se podían apilar uno encima de otro, hasta formar un largo y colorido rotulador (dependiendo del tamaño de la caja que tuvieras, a mas grande la caja, más largo el rotulador) y si la memoria no me falla, se vendieron cajas de 6, 12, 18 y 24, aparte de algunas cajas especiales, como las de primera comunión y otras con juego incluido, donde las fichas solían ser los mismos rotuladores.

Se me olvidaba decir que también podías comprar rotuladores sueltos mmmm en definitiva que podías montarte un pedazo Torre de Pisa multicolorida que partía la pana.

Aquí os enseño una caja de 24 colores que tengo en mi colección del "BAÚL DE HAL" y aunque parezca mentira os aseguro que muchos de ellos aun pintan, parece ser que eso que escribían en sus cajas sobre que llevaban tinta inevaporable, es del todo cierto.
  
La verdad que los "MARKERMOON" aparte de pintar, daban mucho juego y si no, que se lo pregunten a mis madelmanes astronautas, que están domando algunos de esos rotus como si se tratara de enfurecidos y salvajes caballos mustang de las praderas lunares, menuda odisea del espacio se están montando jejejejeje.





















29 ene. 2020

LANZADERAS DE COCHES DE KIOSCO

Siempre me han gustado las parrillas lanza coches, el blister amarillo de Shamber´s es el más antiguo que tengo de mediados de los años setenta, me ha entrado otro de la misma marca de mediados de los ochenta y quería ponerlos juntos para la comparativa. Y claro no podía faltar el lanzador de bolsillo individual de Tonka/ Rico. Con los de Shamber´s elegías el coche entre uno de los tres y cuando salían todos disparados el que más lejos llegaba, era el ganador. Sencillo y repetitivo el juego, en ocasiones tenias que echar a suerte cual de los tres coches era el que te tocaba para la carrera de salida fulminante y distancia aceptable. Recuerdo que si se juntaban cuatro chavales al que no le tocaba poder elegir coche, era sin duda el juez de la prueba y el encargado de disparar la palanquita que soltaba el muelle en la salida....


años setenta...


años ochenta...



Referencia catálogo años ochenta...



Lanzador individual Rico, años setenta y ochenta...





24 ene. 2020

De vuelta con el Pipo

En el año 2007 ya subí una entrada del primer Pipo que llegó a mis manos de un rastrillo, usado y sin cigarrillos que echarse a la boca. Hoy subo de nuevo a Pipo con un nuevo “amiguito” y tan nuevo! Y lo más importante, con cigarrillos. Miquel me lo ha hecho llegar desde Barcelona.

Esta baratija pintada a mano tiene un buen número de variantes en colores: camisa azul con gorra azul, camisa naranja con gorra naranja, gorra roja, camisa blanca y pantalones azul, con gorra marrón, camisa azul cielo y pantalones marrón, con gorra rosa, camisa rosa y pantalones verdes oliva.... con las combinaciones que tiene los dos Pipos de este kiosko que no he nombrado. Un gran número de variantes en los colores de las vestimentas (gorra, camiseta y pantalón corto con tirantes). Quizás una buena excusa para los coleccionistas y tratar de tener la mayoría de variantes... jajajaja. A saber, con una cosa tan simple y pintado a mano. ¿cuantas serán?

El caso es que también me he dado cuenta de que hay dos ilustraciones en la caja del niño pipo diferentes. Desconozco si hay más.

Es un recuerdo real de mi más temprana edad en mí pueblo, me lo enseño un chaval mayor que yo y alucinaba como el solito se fumaba el cigarrito y hacia unos aros de humo redonditos redonditos como si fueran intermitentes... 0...0...0...0

Ya! no es un juguete políticamente correcto, pero si unos de mis recuerdos más lejanos. Mediados años sesenta. Y de kiosco o bazar, seguro.





20 ene. 2020

JUAN F. MORO Y LOS MONOPOLYS

Hoy en “Galería de amigos” una entrada con mucho juego. Recuerdo muy bien la primera vez que jugué al Monopoly en los finales de los años setenta y como mis mejores amigos se convirtieron en mis enemigos deseando que pasaran todos ellos por la carcel. Pero lo que les presento es a un colega del mundillo del juguete y de las ferias del juguete, lugar de encuentros entre ambos.

Juan Fernandéz Moro está vinculado al mundo del juguete desde su infancia, sus padres tenían una tienda de juguetes, con esos antecedentes de ahí pasó a trabajar más de veinte años con Hasbro y más recientemente con Giochi Preziosi. Su afición al Monopoly viene de 1995 donde formó parte de un jurado en una partida benéfica en Gijón, como se puede observar en la imagen de la prensa de aquel año.

A la izquierda en primer plano Juan Moro, a la derecha Julio Salinas entonces jugador del Sporting en un acto par Aldeas Infantiles.


Pero eso solo fue el comienzo, participó como jurado en otros torneos de Monopoly e incluso ha organizado algunos por Valencia y Dénia. En estas imágenes se puede apreciar por el año 2006 a Blanca Fernández Ochoa colaborando en acciones benéficas, siempre estará en el recuerdo de muchos de nosotros.



Mi colega Juan F. Moro a la derecha de las imágenes, el de la corbatita discreta del Monopoly!


Juan F. Moro ha llegado a tener unos cuatrocientos Monopolys, sin duda es un entendido de este juego, les pongo algunos de los que tiene.













 Seguramente si están interesados, Juan Moro tiene una amplia gama de cajas de este juego (China, Australia, Neva York, Star Wars... y muchos más) ...

18 ene. 2020

MI AMIGO SIMON DE MB


Este año Simon volvió a casa por navidad, como el turrón jejejeje y volvió en forma de regalo, le tendré que buscar un hueco en "EL BAÚL DE HAL". 

En esta, mi primera colaboración del año en nuestro querido Kiosko de Akela, os enseño un regalo que me hicieron en estas pasadas fiestas navideñas, aquí os presento a mi amigo Simon, aunque dudo mucho que este juego necesite presentaciones.

Fue uno de los primeros juegos integrados en un chip, apareció en las Navidades de 1978, Mi amigo Simon es considerado hoy en día como uno de los juegos más representativos del Siglo XX.

Comercializado por Milton Bradley (MB) y creado por Ralph H. Baer (autor de la Magnavox Odysey, primera videoconsola de la historia) y Howard J. Morrison, el Simon engancharía a pequeños y mayores con su sencilla y adictiva mecánica, vendería millones de unidades en todo el mundo y se transformaría en todo un símbolo de la cultura pop de los años 80's.

El juego consta de cuatro botones cada uno de ellos de un color diferente (amarillo, verde, rojo y azul) que emiten luz y sonido al pulsarlos.

El jugador debe pulsar los botones en la misma secuencia que el juego indique, la secuencia de botones que hay que repetir comienza con un único botón y a medida que el vaya acertando, ésta se irá incrementando con un nuevo botón aleatorio que tendremos que memorizar para después pulsar junto con todos los demás, en el orden requerido por Simon.

El jugador pierde cuando comete un fallo al pulsar un botón equivocado, o gana al conseguir repetir pulsando correctamente la secuencia en su orden.

El juego tiene tres variaciones seleccionables desde uno de los interruptores de la carcasa, el otro interruptor permite seleccionar el nivel de dificultad.

- Primera variación: El jugador simplemente tiene que repetir la secuencia de botones marcada por Simon, según la dificultad, ganará a los 8, 14, 20 o 31 pulsaciones repetidas correctamente.

- Segunda variación: El jugador crea su propia secuencia de botones en cualquiera de los cuatro niveles de dificultad, Simon elige el primer tono y color, seguidamente deja al jugador hacer la secuencia que quiera.

- Tercera variación: Cada uno de los jugadores sólo deberá pulsar su botón dentro de la secuencia, el jugador que falle será eliminado (tanto él, como su botón) y el último jugador que quede en pié, ganará la partida.

Me encantaba cuando lograba vencer al Simon y éste te daba la enhorabuena (o su mensaje de rendición)  parpadeando rápidamente con sus luces emitiendo un complejo y armónico mensaje sonoro.

Un dato curioso es que en este primigenio modelo que os enseño, solía traer una bombilla de recambio que incluía el fabricante en el interior del aparato y puedo decir que en el mío sigue estando allí, esperando a tomar el relevo de alguna compañera que se funda.

Una de las primeras cosas que miré, fueron las tripas de Simon, para ver su estado y asegurarme de que sí, si tenía la bombilla de recambio y sorprendentemente todo perfecto, aun después de todos estos años que pasaron y con su bombilla de recambio en su sitio como el día que salió de fábrica. 

Simon, sus clones y variantes, como es la versión portátil Pocket entre otras, en la actualidad se siguen fabricando.

Bueno amigos, Simon dice... Que hasta la próxima publicación del "BAÚL DE HAL" y de qué os desea un fantástico ¡Año Nuevo!    








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...