8 sept. 2017

DOS PUÑALES Y UN GLADIO ROMANO DE KIOSCO

Pequeño juguete, políticamente incorrecto por la imitación de un arma blanca. Más que blanca de multitud de colores en plástico inflado, diría yo. Pero si es correcto, la sangre y la de tortas que se dan en algunos videojuegos y series animadas.

Si empuñabas en tus manos infantiles uno de éstos, te convertías por arte de tu imaginación en Romano, Vikingo, Pirata... Difícil que hubiera sangre, si en el “furor” de la lucha, clavabas el arma de plástico a tu enemigo. Lo más fácil que podía pasar es que se doblara el puñal, formando una “L”.

Cuantos recuerdos, con tan sólo atándome a la cintura la cinta de plástico. Que digo yo, donde estará ya mi cintura, seguro que más allá del limite aconsejable para un peso adecuado. Bueno, diremos que hemos crecido y ensanchado. Cuantos recuerdos enfundando y desenfundando en esas fundas, grabadas en relieves, con puñales acordes y sus adornos en sus empuñaduras.


Originales del kiosco de baratijas, que es de lo que se trata en este blog, entre otras cosas a fines.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...