18 ene 2020

MI AMIGO SIMON DE MB


Este año Simon volvió a casa por navidad, como el turrón jejejeje y volvió en forma de regalo, le tendré que buscar un hueco en "EL BAÚL DE HAL". 

En esta, mi primera colaboración del año en nuestro querido Kiosko de Akela, os enseño un regalo que me hicieron en estas pasadas fiestas navideñas, aquí os presento a mi amigo Simon, aunque dudo mucho que este juego necesite presentaciones.

Fue uno de los primeros juegos integrados en un chip, apareció en las Navidades de 1978, Mi amigo Simon es considerado hoy en día como uno de los juegos más representativos del Siglo XX.

Comercializado por Milton Bradley (MB) y creado por Ralph H. Baer (autor de la Magnavox Odysey, primera videoconsola de la historia) y Howard J. Morrison, el Simon engancharía a pequeños y mayores con su sencilla y adictiva mecánica, vendería millones de unidades en todo el mundo y se transformaría en todo un símbolo de la cultura pop de los años 80's.

El juego consta de cuatro botones cada uno de ellos de un color diferente (amarillo, verde, rojo y azul) que emiten luz y sonido al pulsarlos.

El jugador debe pulsar los botones en la misma secuencia que el juego indique, la secuencia de botones que hay que repetir comienza con un único botón y a medida que el vaya acertando, ésta se irá incrementando con un nuevo botón aleatorio que tendremos que memorizar para después pulsar junto con todos los demás, en el orden requerido por Simon.

El jugador pierde cuando comete un fallo al pulsar un botón equivocado, o gana al conseguir repetir pulsando correctamente la secuencia en su orden.

El juego tiene tres variaciones seleccionables desde uno de los interruptores de la carcasa, el otro interruptor permite seleccionar el nivel de dificultad.

- Primera variación: El jugador simplemente tiene que repetir la secuencia de botones marcada por Simon, según la dificultad, ganará a los 8, 14, 20 o 31 pulsaciones repetidas correctamente.

- Segunda variación: El jugador crea su propia secuencia de botones en cualquiera de los cuatro niveles de dificultad, Simon elige el primer tono y color, seguidamente deja al jugador hacer la secuencia que quiera.

- Tercera variación: Cada uno de los jugadores sólo deberá pulsar su botón dentro de la secuencia, el jugador que falle será eliminado (tanto él, como su botón) y el último jugador que quede en pié, ganará la partida.

Me encantaba cuando lograba vencer al Simon y éste te daba la enhorabuena (o su mensaje de rendición)  parpadeando rápidamente con sus luces emitiendo un complejo y armónico mensaje sonoro.

Un dato curioso es que en este primigenio modelo que os enseño, solía traer una bombilla de recambio que incluía el fabricante en el interior del aparato y puedo decir que en el mío sigue estando allí, esperando a tomar el relevo de alguna compañera que se funda.

Una de las primeras cosas que miré, fueron las tripas de Simon, para ver su estado y asegurarme de que sí, si tenía la bombilla de recambio y sorprendentemente todo perfecto, aun después de todos estos años que pasaron y con su bombilla de recambio en su sitio como el día que salió de fábrica. 

Simon, sus clones y variantes, como es la versión portátil Pocket entre otras, en la actualidad se siguen fabricando.

Bueno amigos, Simon dice... Que hasta la próxima publicación del "BAÚL DE HAL" y de qué os desea un fantástico ¡Año Nuevo!    








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...