29 oct 2020

DOS DOCUMENTOS DE CHUCHES Y BARATIJAS DE ANTAÑO

 Es una suerte tener seguidores del blog, que no solo siguen éste humilde blog del kiosco. También se prestan gustosos y gustosas en la colaboración desinteresada, a la busca y captura de imágenes del kiosco, carrito o pipero de antaño. Como es el caso. Algunos hay ya, que son verdaderos reporteros de investigación y rescatan estas imágenes, para que éste blog. Con el fin de ver, homenajear y preservar la historia del kiosco de nuestra niñez y de los que nos precedieron. Mil Gracias a todos y en especial a unos pocos, que me han mandado más de una imagen. 

Si alguna imagen, sus dueños no desean que se exponga en éste blog, será retirada de inmediato.

Ésta primera imagen de Toledo de los años cincuenta, revela la verdadera esencia del kiosco. En este caso del pipero con su puesto o carrito ambulante. Se ve a los niños amontonados sobre el genero, echando mano casi a la vez, eligiendo lo que quieren, unos caramelos, también se distinguen los primeros chupa chus y esos abanicos de papel pinocho tan coloristas que se cerraban de manera que se quedaba en nada entre dos cartoncillos finos, esto seria destinado a las niñas de aquellos años. El viejo vendedor parece tener una moneda en la mano.




Esta otra imagen, todo un documento gráfico de los años sesenta. En este caso un pequeño comercio de chuches y baratijas. Seguramente a las puertas de casa o de algún almacén. Dentro se ven colgadas pequeñas bolsas con baratijas, pequeños juguetes. Abajo sobre la mesa mostrador, chuches y alguna baratija más. Y no me digan los bonitos que son los carteles publicitarios de la puerta... un tesoro para un coleccionista de kiosco y de otras cosas.

Brihuega-Guadalajara. Año 1967. Retrato de Julio Vacas el ”Portillo”, su esposa Andrea y su hijo . Autor-Fernando Poyatos.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...