25 sept 2021

LA EVOLUCION DEL KIOSCO DE SALVA, DE CARRITO A LOCAL COMERCIAL

De vuelta con el carrito-kiosco de Salva, un claro ejemplo de como fue la evolución de muchos pequeños kioscos, desde un sencillo carrito, con el tiempo aparecieron añadidos al carro para montarse un kiosco, más adelante con otras extensiones... hasta llegar al pequeño local comercial.

Primero fue la ¡rueda!, como siempre... a partir de aquí, todo fue rodado...



Sobre la rueda una tabla o cajón donde exponían sus productos, luego sobre ta tabla del carrito se montó las cuatro paredes de contrachapado del kiosco...





Con el tiempo, añadió al kiosco un anexo-mostrador para la prensa... y fue creciendo...




Terminando años más tarde justo enfrente del kiosco en un pequeño local comercial, con más amplitud para baratijas, juguetes, chuches, prensa y papelería. Un claro ejemplo de como evolucionaron los primeros carritos de chuches y baratijas en mi ciudad y en otras ciudades de España.

Si quieren saber más de la historia de Salva y ver más fotos de su kiosco visitar la antigua entrada en el blog:  "KIOSCO CARRITO DE SALVA"


Si quieren ver más. Carritos y kioscos de los años 60, 70 y 80 viste: 


17 sept 2021

ANUNCIOS DE CHUCHES Y ALGUNOS JUGUETES DE LOS AÑOS 60, 70

Mi buen amigo Sergi, me mandó un vídeo con algunos anuncios de aquellos años, solo he seleccionado una pequeña muestra de los que más me han gustado. Sin duda muchos ya los han visto, quizá descubra algún anuncio que no recordaba. Se aprecia anuncios del caramelo más vendido en el kiosco de todos los tiempos, de la casa Airgam (una de mis preferidas) y de los últimos anuncios de madelman, que yo tanto aprecio.

Decir que ésta pequeña selcción de anuncios, han sido rescatados, junto a otros por "Tony Macousqui"       Que está encluidos en su documental: 

                 


    

10 sept 2021

NUESTROS KIOSCOS DE ANTAÑO Y SIGUE SUMANDO

Gracias a la estimada colaboración de amigos y seguidores, este kiosco virtual les puede seguir mostrando los otros kioscos reales de la infancia de los años sesenta y setenta.

Antes que nada déjenme hacer un guiño a la escuela, ahora que comienza el curso escolar, como ven la escuela para nada está reñida con el kiosco, hacen un buen conjunto de familia...




El primer kiosco que les muestro subido a las redes en “Fotos antiguas de España”  años cuarenta en Castellón, pegado al colegio Las Carmelitas (no podía ser de otra forma). Me llama la atención del cartel de TBO en la parte alta.





Kiosco subido en Facebook “Alicante en la memoria” de principio de los años setenta en Concentaina (Alicante).




Mi colega “ Mana JA” me mandó este kiosco de prensa de Barcelona con elementos tan carasteristicos de los setenta como son la cabina de teléfonos y el buzón de correos.





Otra imagen con kiosco de BCN del Paseo de Borne de 1969, con su carro del barrendero y buzón de correos.




Bonito kiosco y divertida foto de niños en su entorno natural y urbano “el kiosko” del Polígono de San Blas de Sevilla, de Guillen, en “Fotos Antiguas”








1 sept 2021

TERROR EN EL KIOSCO DE ANTAÑO

¿Susto o muerte? Lo cierto es que en el kiosco de aquellos años 60 y 70 más que terror era bien un susto! Y poco más. Era un “terror” entrañable y casi cómico en mucho aspectos.

Bastaba ver como “correteaba” la rata con mecanismo de goma elástica y carrete, tan sencillo como ingenioso, a pesar de ello recuerdo a las niñas y no niñas dar saltitos cuando la rata se les acercaba por la inercia del retroceso de la goma, con risitas nerviosas.

Los dientes de Drácula son todo un clásico que se vendían sueltos o salían en sobres y cajas sorpresas. Hemos babeado un motón al tener ese objeto extraño en la boca durante quizás demasiado tiempo.

Las caretas, otro clásico, siempre colgaban del kiosco, las más comunes como la momia, el hombre lobo y Frankenstein, pero hasta el aspecto de una señora mayor con verruga en la nariz, te daba su respeto, la muy bruja.

Menos mal que habían medias tintas, como es el caso de uno de los primeros esqueletos que recuerdo del kiosco; el esqueleto bailarín “Reskieyut” (Cuando mueras que harás tú...) un gracioso y poco terrorífico esqueleto, sus extremidades de látex huecas se estiraban bruscamente al apretar la perilla de aire, creando un gracioso movimiento, que te hacia reír en vez de asustarte.

Sin duda la colección de los chicles dunkin “Hippy Monster” tuvo gran éxito debido al estilo de la ilustración de sus personajes, unos buenos chicos, que más que terror daban ternura.

Y por una peseta podías llevar a tu monstruo o actor preferido (como Bruce Lee) trasferido a una prenda mediante el planchado (camisetas blancas, otras de estar por casa, vaqueros... ) prendas que portaban estos calcos, con el permiso de tu madre, claro!

El terror de baratijas de kioscos de esos años 60 y 70 eran muy suave, comparado con el despertar de generaciones posteriores en juguetes y sustos!!! Y del tema Halloween ni hablamos, porque en aquellos kioscos ni por asomo, claro.




















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...