31 dic 2020

YA VIENEN LOS REYES... FELIZ 2021.

Ya vienen los Reyes.. Cuando era un pequeño, que solo tenia imaginación y supuestos, en mí cabeza... tratando de llegar a conclusiones lógicas mí pensamiento infantil. Me preguntaba porque los Reyes Magos, si Magos eran y tenían poder!. Porque, en vez de llevarle al niño Jesús un juguete que le mole, le traía mirra, incienso y oro. Yo por lo contrario el día de Reyes siempre tenia mis juguetes de Rico, mi Exin Castillo, mi Rescate Espacial de Congost o mis madelman, que no eran juguetes baratos en aquellos años. Nunca vi justo que un niño tan bueno, les trajeran en persona los Reyes Magos, regalos tan aburridos y que no servían para nada, sin embargo con lo “trasto” que era yo (aunque no lo parezca) a mi me traían juguetes geniales mientras dormía y se iban en silencio... sin saludar .

Pero en aquellos años felices, por ejemplo, una cigüeña te había traído desde París, ridículo, pero esa realidad infantil era aceptada dada la confianza que teníamos de los mayores, que lo hacia todo mucho más fácil, para los adultos, claro.

A Papá Noel, por aquellos años no conocía la ruta hacia Alicante, lo cierto es que no lo eché de menos. Es más cuando tuve conciencia de su “existencia” entre comillas, lo veía ridículo, un gordo montado en un trineo que volaba con unos ciervos voladores. Demasiada imaginación, los Reyes tenían como más sentados los pies en la tierra, ya estaba muy acostumbrado a mis Reyes, sin duda.

Les pongo imágenes de Reyes de aquellos años cuarenta, cincuenta y termino con los años sesenta y setenta que son los míos.

Feliz día de Reyes!!!!


Niños en un escaparate de Alicante, la ilusión de ver a los Reyes Magos aunque sean de barro cocido.Pertenece al archivo municipal de Alicante  ( AMA )




Entre los años cuarenta y los setenta, ponían paradas callejeras y cercanas a las ferias de navidad, con diversos juguetes para las compras tan señaladas. Barcelona Gran Vía 1957 (Facebook: fotos antiguas de la feria).




Finales de los cincuenta o principio de los setenta, era típico que los niños pegáramos la nariz al escaparate de los juguetes, sobre todo en esas fechas. Unos días de ilusión y de deseo, muchas veces truncado al no conseguir lo que uno-una quería.





Figuras de cartón piedra como estas de cuerpo entero y de solo el torso de los Reyes, se exponían a las entradas de los comercios durante esos años cuarenta hasta los 80 si me apuran. Baltazar de cartón piedra tamaño natural "Buzón Real" de la ferretería y juguetería Berná en Alicante, 1958.




Una imagen que me ha cautivado; La Juguetería de Marisol en San Sebastián situada en la calle El Cano. Fotografía original en blanco y negro de Pascual Marín. Sacada en su día de Internert (sansebastianimagenes.wordpress)

La genial foto coloreada es de Isabel López, podemos hacernos una idea de como fue ese momento tan bonito de un día de Reyes de finales de los años cuarenta o de los años cincuenta... (se respetará las autorías y eliminaré las imágenes a petición de los dueños).







Y un salto rápido a mis años de niño (finales de los sesenta y principio de los setenta)... Cartas como estas les mandábamos a los Reyes y las metíamos literalmente en los buzones de correos, aquellos redondos plateados con una bandera de España a modo de anilla o en las figuras de cartón piedra a modo de buzón.




Mientras nuestros padres, miraban en secreto catálogos como este, porque los Reyes eran ellos!!!




Y nosotros a soñar con los Reyes.




Una escena muy conocida de una serie muy conocida, se pude decir que el niño soy yo, por coincidir la época y la edad del niño. Aunque con mejor suerte, yo si tuve mis madelman!!!!!

28 dic 2020

¿porqué se llama el kiosko de akela?

A lo largo de estos trece años del blog, me han preguntado muchas veces ¿porque se llama kiosko de akela? ¿qué es akela?... Hace tiempo dije algo al respecto en el blog, pero quiero hacer la entrada definitiva dando una explicación. El nombre del blog es la unión de la niñez con la pubertad.

El kiosko (escrito a adrede con dos “k”, por coincidir con una tercera “k” en akela) como les decía el kiosko representa claramente mí infancia. El nombre de Akela representa mí paso por los scout en mí juventud.

El destino te pone en un lugar y yo ya en plena transición española, en vez de entrar en la OJE, (con la que codiciamos en algunas salidas, aunque cada uno por su lado). Entré en los boy scout. Un amigo del barrio y del colegio me llevó a los boys scout de la parroquia. Unos años para mi inolvidables, aunque yo que siempre estoy con el recuerdo parece obvio.

Con el tiempo hice unos progresos y me dieron una formación, que me hicieron llegar a ser Jefe o responsable de los más pequeños. Al educador de los “lobatos” a su máximo responsable, se le llama “Akela”. Ya que la metodología educadora está basada en las virtudes, lemas y características de los personajes de un libro, “El libro de la Selva” de Rudyard Kipling (premio nobel de literatura). En este libro está basada la película de dibujos animados de Wat Disney en el que sale Baloo, Mowgli, Akela, La pantera... lo monos...

Una explicación sencilla pero que creo que es suficiente, para tener una idea de porque éste blog se llama “EL Kiosko de Akela”.

Ahora, las pruebas evidente de mí paso por el scultismo. Esto lo muestro sobretodo para todos aquellos scout que se asomen al blog. Igual que yo me paseo por páginas scout, y también para que tengan oportunidad de ver alguna de las cosas que tengo de aquella etapa tan bonita. Una cosa, fotos de los lobatos y de otros scout, no les pongo, por respetar su intimidad. Solo objetos míos y un par de fotos de mi época scout, ya que yo no tengo tanta intimidad... “Siempre listo” (un lema scout).


Mi habitación en 1980... scout a tope!



Tres de los libros scout que más disfruté. Y los tengo en casa. Alguno los usé tanto que he tenido que buscar de nuevo el libro para tenerlo en condiciones.



Algunas de mis insignias scout que conservo.



Mi pañoleta scout, hecha por mí madre.







Yo en dos salidas o acampadas. Años 70




Agrupaciones scout españolas entre los 60 y 80.















25 dic 2020

LA PILARICA (caramelos y juguetes) Y kioscos de Moratalaz. ( RIP- vivos en el recuerdo )

Hace poco les mostré como el kiosco de mi barrio, lo hacia chatarra un gancho hidráulico y lo arrancaba de cuajo del lugar donde tantos años había estado haciendo la función de kiosco (endulzando la vida, ilusionando con las colecciones, informando y entreteniendo con la lectura de prensa diaria, exponiendo alguna que otra baratija...).

No me pilla por sorpresa, en palabras de hoy en día, es una pandemia que lleva años sometiendo a los kioscos y pequeños comercios o bazares, a su desaparición. Y les pongo algunos ejemplos.

Mi amiga que se hace llamar en las redes “Pizco” me mandó dos imágenes y una historia. En esta ocasión la historia es algo triste, como suele pasar desde hace ya unos años, los pequeños comercios tradicionales de toda la vida desaparecen... sin hacer ruido, se van como la bruma de la mañana y aquí paz y allá gloria. Nos quedamos solo con los recuerdos, quien los tenga, claro.

Caramelos! LA PILARICA!!!! Juguetes!

Según me comentó “Pizco”...

La tienda estaba situada en la calle más importante de Jaén, en Bernabé Soriano, aunque todos la conocían por “la carrera”. En ese establecimiento desde un primer momento vendían almendras peladas, obleas y una de las especialidades de la zona el alfajor. Me comenta Pizco, que todos los caramelos de sus recuerdos, los mismos los estuvieron vendiendo hasta el último día que cerraron. Había, juguetitos o baratijas por todo el local entre mezclado con los dulces. Durante años en época de Reyes había que guardar cola, allí era donde compraba sus padres los juguetes de Reyes. Los niños compraba las bolsas surtidas de golosinas como los jamocitos dulces, cigarrillos de chocolate y unos caramelos con forma de cápsula con el interior de brea recubierta de caramelo.

Pero lo más característico de este local, era su especialidad, ya que solo con el olor se vendían solos. Las conocidas “cremitas”, unos bombones rellenos de cremas variadas y envueltas en papel de aluminio de diferentes colores. Ya de mayor siempre los compraba para adornar las bandejas de los mantecados por navidad.

Gracias Pizco, una historia cercana, que se acabó, como tantas otras. Quede en éste blog aunque sea solo para el recuerdo.


Interior...



Mi amigo Fernando Aguado, a colación del kiosco arrancado y ya desaparecido de mi barrio. Me mandó unas imágenes de su kiosco de toda la vida y otro de prensa, ya fuera de servicio los dos. Me comenta que el pequeño kiosco lo regentó una señora que dada su avanzada edad, a la que se le podía ver con una especie de manta a la espalda ha estado hasta los últimos días, el kiosco se cerró y lleva años cerrado. En ese mismo kiosco del barrio de Moratalaz de Madrid, mi amigo iba a comprar los montaplex que colgaba la señora y otras baratijas, ya en el interior en unas repisas tenia las chuches. Aquí tiene a “un muerto viviente” que tiene unas raíces muy profundas y se resiste a desaparecer del todo.








Otro kiosco de prensa, éste más moderno, también ha sucumbido en el mismo barrio de Moratalaz, cerrado no hace mucho tiempo.

Solo son ejemplos, para esto no existe vacuna, mira que lo siento.














24 dic 2020

FELIZ NOCHE BUENA , no pongo el año, ni falta que hace.

 La noche buena se viene... la noche buena se va... Eso dice el villancico, pero esta noche no la dejemos escapar, es cierto que estamos desanimados por los tiempos que corren, nada buenos. Hagamos de la noche buena lo que es, que la distancia, incremente más el amor a los nuestros. Mantengamos la ilusión, no voy a pedir como un niño, esos sería demasiado. Solo pedir para ésta noche, muchos ánimos y no cerrar la puerta a la navidad, a pesar de todo. Mi aplauso al sector sanitario, fuerzas públicas, limpiadoras y cuidadoras, con el recuerdo de los que ya no están. Para ellos y para usted... EL Kiosko de Akela les desea, Feliz Noche Buena.



20 dic 2020

ADIOS PARA SIEMPRE... EL R.I.P. DE UN KIOSCO

Estos días tristes de fin de año, me han desenterrado (que no enterrado) hecho desaparecer... y tristemente liquidado. El kiosco de mi barrio, situado a dos pasos de casa. Un kiosco que vio a mí hija crecer, en el que he comprado varios coleccionables, cromos y chuches a lo largo de todos estos años. Conocí dos dueños, pero no hubo una tercera vez que lo pudiera sacar de una crisis como las que hemos vividos, una tras otra. Descanse en Paz. Se quedará como es costumbre, para el que les escribe, en el recuerdo, igual que tantas otras cosas pasadas.















16 dic 2020

EL KIOSKO SOBRE RUEDAS... COCHECITOS DE A PESETA Y OTROS DE KIOSCOS

 Una de las baratijas más populares del kiosco iba sobre ruedas. Y no solo los niños la disfrutaba, también un buen número de niñas.

Siempre estuvieron presente en los kioscos, Bazares y pequeñas tiendas. Desde los años 60 en adelante vehículos de plástico, plástico inflado, en hojalata litografiados o estampados como los mini coches de Hedi, coches deportivos y de carreras, de servicios, de obra, camiones, excavadoras . Sobre todo los más pequeños, se vendían a peseta.

Las casas de juguetes y baratijas como: Shamber´s, Hedi , Bullycan, Baratijas Domingo, Jysa, Esjusa, Vam y otras muchas, sacaron los cochecitos típicos de kiosco. Una frase define a ésta baratija... El kiosco sobre ruedas.





















10 dic 2020

ANISITOS O ANISETES SUPERVIVIENTES DEL KIOSCO

Las bolitas coloreadas de anis, como relleno en figuritas y conocidas en los kioscos como anises o anisitos, las recuerdo (las primeras) de mediado de los sesenta, justo de cuando era un niño y las compraba en el kiosco. Y a las pruebas me remito, según encabezado de factura del año 1966 que me pasó una amiga coleccionista (Gracias Carmen).




Lo que más recuerdo era, lo que me cabreaba, cuando a base de llevarme a la boca las figuras del sifón o biberón, los anisitos acusa de la saliva se apelmazaban, pegándose unos con otros, perdiendo el color y obturando la salida de los mismos a hacia mi boca donde no podía llegar mi lengua de “oso hormiguero”.

Estos que muestro tienen ya sus años, son una buena muestra de la combinación entre baratija y chuche. Hasta el punto que todavía se pueden comprar con los mismos modelos en la actualidad. Unos de los supervivientes del kiosco más genuinos de los años sesenta y setenta.







5 dic 2020

BARATIJAS Y JUGUETES FACTURA ILUSTRADA AÑOS 40 Y 60

He leído que la ilustración comunica, educa, entretiene, informa, inspira y seduce. Pienso en aquellos años cuarenta, cincuenta y setenta, pienso el cariño que le ponían los artista a sus creaciones. Donde un buen número de ellos, malvivían o era el pan de sus días, a base de dibujos a plumilla. Todo se reflejaba en una paleta de técnicas y colores plasmadas en historietas, cajas de juguetes, panfletos, incluso en papeles como está misma factura. Que de alguna forma te atrapa y te envuelve. Lo sencillo, bueno y artístico ha dejado de ser entrañable, comparado con algunas técnicas he ilustraciones de hoy en día. Por eso me llama poderosamente la atención aquellos años donde todo lo dibujaban y se reflejaba lo cotidiano de la sociedad de entonces.

Quiero ir un poco más lejos, no solo mostrarles ésta factura, que por mi condición de aficionado a las baratijas y al recuerdo, me ha enamorado, por su sencillez y por lo que representa para mi.

Ver en la factura las palabras, juguetes y baratijas ya es un primer aliciente, si encima muestra los Reyes Magos, sinónimo de infancia, juguetes y felicidad, con el añadido de que la empresa es de Valencia situada en el domicilio fiscal de la calle Alicante. Ya me deja convencido del todo para hacerme con ella.




Pero quiero ir un poco más lejos... Lo mejor que tiene el coleccionismo, en mí caso de juguetes y baratijas, son los coleccionistas, que en su inmersa mayoría, somos dados a compartir sin medida. Y nada más poner un aviso de petición para poder mostrar la realidad de como eran esas baratijas que salen en la ilustración del papel. Tuve una pronta respuesta de los colegas, hombres y mujeres, enamorados del juguete de antaño. Ya que mí colección se encuadra en las décadas del plástico los 60, 70 y 80.

Como ven la factura es de 1947, época de la que no tengo nada a excepción de ésta factura. Los colegas han hecho posible que podamos disfrutar de aquellas baratijas que ilustró el artista, a modo publicitario de lo que ésta empresa disponía para su reparto.













En mi caso, solo puedo aportar las tiras de mixtos de trueno, estas tiras de cartón con fulminantes es de los más antiguo que recuerdo de venta en Bazares y kioscos, tenia diversos nombres por toda la geografía española. Como ven ya en los años cuarenta estaban a la venta. Yo la disfruté en los años sesenta y setenta. Hasta que quedaron prohíbas para los niños, por diversos intoxicaciones graves a llevarse el producto a la boca, ya que tiene un componente que se usaba para mata ratas, o eso me contó un viejo kiosquero del que guardo buenos recuerdos.  




Otro de los ejemplos sobre ilustraciones sencillas a la vez que bonitas y por encargo, de temática juguetera. Son estas cartas encargadas por el Bazar Correos, de Manuel Fernández en Torre del Bierzo (León). Unas cartas y sobres para los Reyes Magos; del que me gusta imaginar que el Bazar también recibían alguna factura como la que muestro... ¿porqué, no? Todo queda en casa, si de Reyes hablamos.



Pero quiero ir un poco más lejos... unos años más adelante, en lo años sesenta. Como ven siguen con el mismo modelo, una nueva factura que en este caso son aviones de anises, según concepto de factura y coinciden el mismo mes (marzo) pero éste de 1966. Les pongo aviones de anises de aquellos años de mí colección.





Los aviones de anises















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...