31 ene 2020

ROTULADORES ACOPLABLES MARKERMOON. RECUERDOS DE LA EGB.


Pocas horas quedan ya para dejar atrás el primer mes del año, el mes por excelencia de los Reyes Magos y antes de decirle adiós a enero, me gustaría recordar con todos vosotros algunos regalos, regalos de esos que no podemos llamar juguetes mmmm pero que también nos hacía ilusión recibirlos, fuéramos o no buenos estudiantes.

Aunque no eran juguetes, tampoco le hacíamos ascos a una buena calculadora, a uno de aquellos estuches con varios pisos, un bolígrafo con infinidad de colores, uno de aquellos sacapuntas con diversas reproducciones de miniaturas de la coleccionable casa Playme, una mini grapadora mod. BAMBINA 202 con la opción de estuche o cadenita llavero, una vacilona caja de rotuladores entre otras muchas cosas de material escolar, que bien podían traernos los Tres Magos de Oriente y que después de las vacaciones navideñas, solíamos llevar orgullosamente al cole para enseñárselos a los compis.

Uno de aquellos regalos muy de moda en esos años 70's - 80's, fueron las deseadas cajas de 36 rotuladores CARIOCA - UNIVERSAL con su cowboy "Carioca Jo" el simpático Sheriff  bigotudo que fue imagen de la marca.

Ese estuche de plástico transparente en muchas casas era todo un lujo y no todos podían presumir de tener una súper caja de 36 rotuladores CARIOCA. 

Pero ahora dejemos los CARIOCA para otra ocasión, fijo que algún día hablaremos también de ellos y ahora centrémonos en otros rotuladores que también llenaron de colores la infancia y la imaginación de muchos de nosotros, puede que no sean tan conocidos como los del bigotudo Sheriff, pero los amigos que los recuerdan también lo hacen con mucho cariño y tremenda nostalgia.

Estos rotuladores de los que hablaremos a continuación, no tenían el tirón que tuvieron los CARIOCA pero a decir verdad, en originalidad no se quedaban mancos y superaban con creces a otras cajas de colores.

Los rotuladores múltiple acoplables "MARKERMOON" se les podría denominar como los monta tanto, tanto monta de los rotus, aunque yo con mi espíritu de viejo gamer y gran nostálgico de las maquinitas arcade, los compararía con el clásico y recordado videojuego "Moon Cresta" y su ensamble de cohetes jejejeje el que ha jugado a este clásico arcade, fijo que entiende lo que quiero decir.

Estos rotus se podían apilar uno encima de otro, hasta formar un largo y colorido rotulador (dependiendo del tamaño de la caja que tuvieras, a mas grande la caja, más largo el rotulador) y si la memoria no me falla, se vendieron cajas de 6, 12, 18 y 24, aparte de algunas cajas especiales, como las de primera comunión y otras con juego incluido, donde las fichas solían ser los mismos rotuladores.

Se me olvidaba decir que también podías comprar rotuladores sueltos mmmm en definitiva que podías montarte un pedazo Torre de Pisa multicolorida que partía la pana.

Aquí os enseño una caja de 24 colores que tengo en mi colección del "BAÚL DE HAL" y aunque parezca mentira os aseguro que muchos de ellos aun pintan, parece ser que eso que escribían en sus cajas sobre que llevaban tinta inevaporable, es del todo cierto.
  
La verdad que los "MARKERMOON" aparte de pintar, daban mucho juego y si no, que se lo pregunten a mis madelmanes astronautas, que están domando algunos de esos rotus como si se tratara de enfurecidos y salvajes caballos mustang de las praderas lunares, menuda odisea del espacio se están montando jejejejeje.





















29 ene 2020

LANZADERAS DE COCHES DE KIOSCO

Siempre me han gustado las parrillas lanza coches, el blister amarillo de Shamber´s es el más antiguo que tengo de mediados de los años setenta, me ha entrado otro de la misma marca de mediados de los ochenta y quería ponerlos juntos para la comparativa. Y claro no podía faltar el lanzador de bolsillo individual de Tonka/ Rico. Con los de Shamber´s elegías el coche entre uno de los tres y cuando salían todos disparados el que más lejos llegaba, era el ganador. Sencillo y repetitivo el juego, en ocasiones tenias que echar a suerte cual de los tres coches era el que te tocaba para la carrera de salida fulminante y distancia aceptable. Recuerdo que si se juntaban cuatro chavales al que no le tocaba poder elegir coche, era sin duda el juez de la prueba y el encargado de disparar la palanquita que soltaba el muelle en la salida....


años setenta...


años ochenta...



Referencia catálogo años ochenta...



Lanzador individual Rico, años setenta y ochenta...





24 ene 2020

De vuelta con el Pipo

En el año 2007 ya subí una entrada del primer Pipo que llegó a mis manos de un rastrillo, usado y sin cigarrillos que echarse a la boca. Hoy subo de nuevo a Pipo con un nuevo “amiguito” y tan nuevo! Y lo más importante, con cigarrillos. Miquel me lo ha hecho llegar desde Barcelona.

Esta baratija pintada a mano tiene un buen número de variantes en colores: camisa azul con gorra azul, camisa naranja con gorra naranja, gorra roja, camisa blanca y pantalones azul, con gorra marrón, camisa azul cielo y pantalones marrón, con gorra rosa, camisa rosa y pantalones verdes oliva.... con las combinaciones que tiene los dos Pipos de este kiosko que no he nombrado. Un gran número de variantes en los colores de las vestimentas (gorra, camiseta y pantalón corto con tirantes). Quizás una buena excusa para los coleccionistas y tratar de tener la mayoría de variantes... jajajaja. A saber, con una cosa tan simple y pintado a mano. ¿cuantas serán?

El caso es que también me he dado cuenta de que hay dos ilustraciones en la caja del niño pipo diferentes. Desconozco si hay más.

Es un recuerdo real de mi más temprana edad en mí pueblo, me lo enseño un chaval mayor que yo y alucinaba como el solito se fumaba el cigarrito y hacia unos aros de humo redonditos redonditos como si fueran intermitentes... 0...0...0...0

Ya! no es un juguete políticamente correcto, pero si unos de mis recuerdos más lejanos. Mediados años sesenta. Y de kiosco o bazar, seguro.





20 ene 2020

JUAN F. MORO Y LOS MONOPOLYS

Hoy en “Galería de amigos” una entrada con mucho juego. Recuerdo muy bien la primera vez que jugué al Monopoly en los finales de los años setenta y como mis mejores amigos se convirtieron en mis enemigos deseando que pasaran todos ellos por la carcel. Pero lo que les presento es a un colega del mundillo del juguete y de las ferias del juguete, lugar de encuentros entre ambos.

Juan Fernandéz Moro está vinculado al mundo del juguete desde su infancia, sus padres tenían una tienda de juguetes, con esos antecedentes de ahí pasó a trabajar más de veinte años con Hasbro y más recientemente con Giochi Preziosi. Su afición al Monopoly viene de 1995 donde formó parte de un jurado en una partida benéfica en Gijón, como se puede observar en la imagen de la prensa de aquel año.

A la izquierda en primer plano Juan Moro, a la derecha Julio Salinas entonces jugador del Sporting en un acto par Aldeas Infantiles.


Pero eso solo fue el comienzo, participó como jurado en otros torneos de Monopoly e incluso ha organizado algunos por Valencia y Dénia. En estas imágenes se puede apreciar por el año 2006 a Blanca Fernández Ochoa colaborando en acciones benéficas, siempre estará en el recuerdo de muchos de nosotros.



Mi colega Juan F. Moro a la derecha de las imágenes, el de la corbatita discreta del Monopoly!


Juan F. Moro ha llegado a tener unos cuatrocientos Monopolys, sin duda es un entendido de este juego, les pongo algunos de los que tiene.













 Seguramente si están interesados, Juan Moro tiene una amplia gama de cajas de este juego (China, Australia, Neva York, Star Wars... y muchos más) ...

18 ene 2020

MI AMIGO SIMON DE MB


Este año Simon volvió a casa por navidad, como el turrón jejejeje y volvió en forma de regalo, le tendré que buscar un hueco en "EL BAÚL DE HAL". 

En esta, mi primera colaboración del año en nuestro querido Kiosko de Akela, os enseño un regalo que me hicieron en estas pasadas fiestas navideñas, aquí os presento a mi amigo Simon, aunque dudo mucho que este juego necesite presentaciones.

Fue uno de los primeros juegos integrados en un chip, apareció en las Navidades de 1978, Mi amigo Simon es considerado hoy en día como uno de los juegos más representativos del Siglo XX.

Comercializado por Milton Bradley (MB) y creado por Ralph H. Baer (autor de la Magnavox Odysey, primera videoconsola de la historia) y Howard J. Morrison, el Simon engancharía a pequeños y mayores con su sencilla y adictiva mecánica, vendería millones de unidades en todo el mundo y se transformaría en todo un símbolo de la cultura pop de los años 80's.

El juego consta de cuatro botones cada uno de ellos de un color diferente (amarillo, verde, rojo y azul) que emiten luz y sonido al pulsarlos.

El jugador debe pulsar los botones en la misma secuencia que el juego indique, la secuencia de botones que hay que repetir comienza con un único botón y a medida que el vaya acertando, ésta se irá incrementando con un nuevo botón aleatorio que tendremos que memorizar para después pulsar junto con todos los demás, en el orden requerido por Simon.

El jugador pierde cuando comete un fallo al pulsar un botón equivocado, o gana al conseguir repetir pulsando correctamente la secuencia en su orden.

El juego tiene tres variaciones seleccionables desde uno de los interruptores de la carcasa, el otro interruptor permite seleccionar el nivel de dificultad.

- Primera variación: El jugador simplemente tiene que repetir la secuencia de botones marcada por Simon, según la dificultad, ganará a los 8, 14, 20 o 31 pulsaciones repetidas correctamente.

- Segunda variación: El jugador crea su propia secuencia de botones en cualquiera de los cuatro niveles de dificultad, Simon elige el primer tono y color, seguidamente deja al jugador hacer la secuencia que quiera.

- Tercera variación: Cada uno de los jugadores sólo deberá pulsar su botón dentro de la secuencia, el jugador que falle será eliminado (tanto él, como su botón) y el último jugador que quede en pié, ganará la partida.

Me encantaba cuando lograba vencer al Simon y éste te daba la enhorabuena (o su mensaje de rendición)  parpadeando rápidamente con sus luces emitiendo un complejo y armónico mensaje sonoro.

Un dato curioso es que en este primigenio modelo que os enseño, solía traer una bombilla de recambio que incluía el fabricante en el interior del aparato y puedo decir que en el mío sigue estando allí, esperando a tomar el relevo de alguna compañera que se funda.

Una de las primeras cosas que miré, fueron las tripas de Simon, para ver su estado y asegurarme de que sí, si tenía la bombilla de recambio y sorprendentemente todo perfecto, aun después de todos estos años que pasaron y con su bombilla de recambio en su sitio como el día que salió de fábrica. 

Simon, sus clones y variantes, como es la versión portátil Pocket entre otras, en la actualidad se siguen fabricando.

Bueno amigos, Simon dice... Que hasta la próxima publicación del "BAÚL DE HAL" y de qué os desea un fantástico ¡Año Nuevo!    








12 ene 2020

LA ARMERÍA DEL KIOSCO

Es cierto que el kiosco de aquellos años estaba armado hasta los dientes, era una autentica armería (de mentira) con un buen número de pistolas de muchas marcas jugueteras y una importante variedad de modelos. Los chavales de aquellos años llevaban la violencia con su simple “pan... pan” un disparo vocalizado convertido en una onomatopeya. O a lo sumo la frase “estás muerto” . Y poco más, sin necesidad de ver sangre o cabezas reventadas para jugar como en algunos vídeos juegos. Lo curioso del caso es que una pistola sea de baquelita o plástico inflado contenía muchas más balas imaginarias que las que podía llevar en realidad el cargador del arma del kiosco.

Y bueno he juntado un puñado de las que tengo por casa, las del kiosco donde principalmente el percutor se alimentaba de la fuerza de un muelle, de una goma o simplemente del aire a presión...














9 ene 2020

REGALO / CROMOS DE PICAR O VOLTEAR

En estos días pasados te regalan cosas que son del agrado de uno, como es en éste caso y en mí caso, valga la redundancia. Una compañera de trabajo, Marisa, me trajo de parte de su hermana estos cromos de voltear troquelados. Y bueno no es la primera vez que salen en el kiosco, pero como este juego y estos cromos siempre han estado en el kiosco y pasan de generación en generación... los pongo de nuevo porque éstos son otros que no tenia... claro!








4 ene 2020

RIFAS, PREMIOS, SORPRESAS DEL KIOSCO

Hola a todos, Feliz año. Comenzamos éste nuevo año con la ilusión de compartir cachitos de memorias materializadas en objetos de la niñez. Lo que suele encontrar y ver en éste blog del kiosko y lo que suele sacar mi amigo Herme de su Baúl de HAL. Para no perder la costumbre...

Alguna vez he comentado juegos a modo de feria o rifa. Bueno en el kiosco, como en algunas antiguas campañas de helados, solían sacar productos con un premio sorpresa (si tenias suerte)  te regalaban otra unidad más...

Ya saqué en su día del chicle Thunder -chicle Premio. Un chicle de peseta que tenia dos cosas interesantes, la primera era la particularidad de que al mascar el chicle cambiaba de color, de un color rosado a uno más pálido como el violeta casi marrón... La otra cosa interesante es que en su envoltorio solía salir Premio! Y te daban otro chicle de gratis! Otra oportunidad más para que te saliera premio.





Las pipas de Tostadero JEM como otras marcas, sacaron colecciones fantásticas en sus bolsas de pipas. En éste caso JEM se puede ver una promoción de papeleta sorpresa a modo de tómbola de feria... incluso te podía tocar otra bolsa de pipas gratis! Como los chicles.






Pueden ver otro ejemplo muy interesante de una antigua entrada en forma de boletos con premios del kiosco... golosinas... miren en el enlace:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...